Selección de mis haikus (I)

Tal como prometí en mi última entrada, comienzo hoy a compartir con vosotros haikus de mi poemario “Al ritmo de las estaciones”. He escogido uno de cada estación para que se aprecie el contraste  entre ellas y el papel del kigo, aunque, en ocasiones, no vaya explícito.

Blancas las crines,                                                                   

marchan olas al paso                          (Primavera)

hacia la playa.

 

Noche de estío,

de luz traza regueros                           (Verano)

el nadador.

 

Primeros fríos.

Seca plumas el águila                          (Otoño)

en el roquedo.

 

Cruje la nieve:

Pasos de cazador.                                 (Invierno)

Ciervos inmóviles.

……………………………

Publicado en LITERATURA, Sin categoría | Etiquetado | 3 comentarios

Iluminados

Origen: Iluminados

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

PEDACITOS DE REALIDAD

Origen: PEDACITOS DE REALIDAD

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Poetas de la Generación del 27 (V)

 

 

Rafael Alberti

Hoy rindo homenaje a Rafael Alberti, Nacido y muerto en Puerto de Santa María (Cádiz) en 1902 y 1999, respectivamente. Fue uno de los puntales de su Grupo. destacando como poeta y dramaturgo. Después de explorar en pintura, incluso llegar a exponer y ser premiado en el Ateneo de Madrid, tuvo la fortuna de conocer a Federico García Lorca, Pedro Salinas y Vicente Aleixandre, cuya influencia hizo aflorar su vena poética. Como numerosos compañeros de Generación se implicó políticamente, en su caso en la Alianza de Intelectuales Antifascistas , lo que le valió el exilio. Otros no tuvieron ocasión de escapar, como vimos ayer.

   Su obra poética es extensa, reunida en poemarios muy conocidos, tales como “Marinero en tierra”, “Un fantasma recorre Europa”, “El alba del alhelí”, “Canciones para Altair”…  Comparte la mezcla de Tradición y Vanguardia con sus compañeros. Cito como ejemplo este soneto, perfectamente clásico, “Lo que dejé por ti”. Por contra, también escribió seguidillas, “Seguidillas a una extranjera”, y llegó a manifestar influencias del ultraísmo, como en “Cal y canto”. 

Lo que dejé por ti

Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.

Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.

Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.

 

Seguidillas a una extranjera

Todos los torerillos

que hay en Sevilla,

te arrojaron, al verte,

la monterilla.

 

Dinos cómo te llamas,

flor extranjera,

– Entre los andaluces,

la arrebolera.

 

Cinco rejoneadores,

cinco perfiles,

clavaron a la gracia

de los toriles.

 

Gracia negra, de fuego,

tras los percales,

pintándolos de moras

de los morales.

 

¿Por qué ocultas la cara

tras la mantilla.

y rueda por el ruedo

tu gargantilla?

 

¿Y por qué de la gloria

baja y se eleva,

a caballo, un arcángel

que se la lleva?

 

Lloran zumo de azándar

y de limones,

desgarrados, los flecos

de los mantones.

 

Y tú, arriba, en los palcos,

crucificada,

desangrándote el pecho

con una espada.

 

Muerta de los caireles,

ven, que de amores

pretenden requerirte

los matadores. 

 

¿Cómo te dicen, dinos,

flor cineraria?

– Entre los andaluces

la pasionaria.

 

Rafael Alberti

Publicado en LITERATURA, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Poetas de la Generación del 27 (IV bis)

Para completar la historia que cuenta el Romance de Antonio Vargas Heredia, Antoñito El Camborio, al que vimos ayer detenido por la Guardia Civil, copio hoy el de su muerte, asesinado por sus cuatro primos, Los Heredia. La escena es de un dramatismo digno de una tragedia griega, el lenguaje poético, brillante, como siempre en F.G.L.

Muerte de Antonio Vargas Heredia

Voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.
Les clavó sobre las botas
mordiscos de jabalí.
En la lucha daba saltos
jabonados de delfín.
Bañó con sangre enemiga
su corbata carmesí,
pero eran cuatro puñales
y tuvo que sucumbir.
Cuando las estrellas clavan
rejones al agua gris,
cuando los erales sueñan
verónicas de alhelí,
voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.

Antonio Torres Heredia,
Camborio de dura crin,
moreno de verde luna,
voz de clavel varonil:
¿ Quién te ha quitado la vida
cerca del Guadalquivir?
Mis cuatro primos Heredias
hijos de Benamejí.
Lo que en otros no envidiaban
ya lo envidiaban en mí.
Zapatos color Corinto,
medallones de marfil,
y este cutis amasado
con aceituna y jazmín.
«¡Ay, Antoñito el Camborio,
digno de una emperatriz!
Acuérdate de la Virgen
porque te vas a morir.»
«¡Ay Federico García,
llama a la Guardia Civil!
Ya mi talle se ha quebrado
como caña de maíz.»
Tres golpes de sangre tuvo
y se murió de perfil.
Viva moneda que nunca
se volverá a repetir.
Un ángel marchoso pone
su cabeza en un cojín.
Otros de rumor cansado,
encendieron un candil.
Y cuando los cuatro primos
llegan a Benamejí,
voces de muerte cesaron
cerca del Guadalquivir

Federico García Lorca

 

 

Publicado en LITERATURA, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Poetas de la Generación del 27 (IV)

images (5)Federico García Lorca, nacido en 1898 en Fuentevaqueros (Granada) y fusilado en Alfacar (Granada) el 19 de agosto de 1936, un mes después del inicio de la Guerra Civil. Sus breves treinta y ocho años le bastaron para crear una obra extraordinaria, como dramaturgo, prosista y poeta, faceta por la que es recordado hoy aquí. Su trágica muerte lo hizo el más popular de su generación en los estratos populares  y en el mundo entero. Aunque su genialidad poética es independiente de su condición de víctima. En la España del siglo XX fue el autor más influyente en todas las modalidades literarias.

Es cierto que el pueblo gitano fue objeto de inspiración para él, pero después de componer el Romancero Gitano, expresó su rechazo a ser encasillado en esa temática. En cuanto a su estilo, hay que destacar la paradoja que supone el uso audaz de la metáfora, como Góngora,  y la condensación del lenguaje, que recuerda el conceptismo de Baltasar Gracián. También es característica la utilización de determinados símbolos, tales como la luna, la sangre, el caballo y su jinete, el toro, las hierbas, el color verde, las armas blancas, referidos a la muerte, a la virilidad, a la fuerza, y el agua junto a la sangre, esta vez como portadora de vida.

Como una muestra magistral del Romancero Gitano, traigo a estas páginas Prendimiento de Antoñito el Camborio. Aquí están presentes el sentimiento trágico de la vida, los citados símbolos de muerte, las metáforas brillantes…

Prendimiento de Antoñito el Camborio

Antonio Torres Heredia,

hijo y nieto de Camborios,

con una vara de mimbre

va a Sevilla a ver los toros.
Moreno de verde luna
anda despacio y garboso.
Sus empavonados bucles
le brillan entre los ojos.
A la mitad del camino
cortó limones redondos,
y los fue tirando al agua
hasta que la puso de oro.
Y a la mitad del camino,
bajo las ramas de un olmo,
guardia civil caminera
lo llevó codo con codo.

*

El día se va despacio,
la tarde colgada a un hombro,
dando una larga torera
sobre el mar y los arroyos.
Las aceitunas aguardan
la noche de Capricornio,
y una corta brisa, ecuestre,
salta los montes de plomo.
Antonio Torres Heredia,
hijo y nieto de Camborios,
viene sin vara de mimbre
entre los cinco tricornios.

Antonio, ¿quién eres tú?
Si te llamaras Camborio,
hubieras hecho una fuente
de sangre con cinco chorros.
Ni tú eres hijo de nadie,
ni legítimo Camborio.
¡Se acabaron los gitanos
que iban por el monte solos!
Están los viejos cuchillos
tiritando bajo el polvo.

A las nueve de la noche
lo llevan al calabozo,
mientras los guardias civiles
beben limonada todos.
Y a las nueve de la noche
le cierran el calabozo,
mientras el cielo reluce
como la grupa de un potro.

 

 

Federico García Lorca

 

Publicado en LITERATURA, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Selección de mis haikus (XV y última)

Esbelta, blanca,

elegante cigüeña.                    (Primavera)

Reina de torres.

 

Al vagabundo

ni mosquitos ni pulgas           (Verano)

turban el sueño.

 

Barco pesquero.

Fuerte levante azota                 (Otoño)

rostros curtidos.

 

Montes y valles.

Apenas un camino                     (Invierno)

entre la nieve.

 

(De mi poemario “Al ritmo de las estaciones”)

Publicado en LITERATURA, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Selección de mis haikus (XIV)

El vagabundo

recibe, aliviado,                        (Primavera)

la primavera.

 

Lengua de perro

refresca su calor                       (Verano)

en el bochorno.

 

Aguas de otoño

inundan madriguera.               (Otoño)

Gazapos muertos.

 

Los gorriones

ahuecan su plumaje,                (Invierno)

vencen al frío.

 

(De mi poemario “Al ritmo de las estaciones”)

Publicado en LITERATURA, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Selección de mis haikus (XIII)

Cigüeñas blancas

crotoran su llamada                    (Primavera)

desde los nidos.

 

Alas de búho,

clara noche de agosto                 (Verano)

¡Huye, ratón!

 

Silueta gris,

temporal de levante,                   (Otoño)

remienda redes.

 

Brillante asfódelo,

eres, del monje  pío,                   (Invierno)

casto cayado.

(De mi poemario “Al ritmo de las estaciones”)

Publicado en LITERATURA, Sin categoría | Etiquetado | 2 comentarios