El Rubayat. Poesía mística persa (3)


 

Resultado de imagen de el rubaiyat

 

 

Sin entrar en las diversas distinciones que se hacen entre mística natural, filosófica, y religiosa, podemos aceptar que hay un denominador común a todas las modalidades. Una definición nos puede ayudar a encontrarlo.  En primer término, la etimología nos pone sobre la pista: mística del griego            mystikós >cerrado, arcano, misterioso. Si buscamos más, veremos que se la define como “una actividad espiritual que pretende lograr la unión del alma con lo divino por diversas vías, según los contextos religioso, cultural e histórico: ascética, contemplativa, devocional, amorosa…”

Es obvio que tienen en común el objeto de unión y los caracteres de cerrado, arcano y misterioso, es decir la inefabilidad. Pero, dado que el ser humano no se ha resignado a silenciar por completo sus experiencias en esta materia, ha tenido que recurrir a todos los recursos que brinda el lenguaje, metáforas y analogías principalmente. De aquí que a lo largo de los tiempos se haya utilizado formas de la poesía amatoria para describir los procesos que llevan a la fusión con lo divino, o con lo “enteramente otro”, “lo superior”.

Es muy frecuente hallar obras místicas con esta característica. Recordemos, a modo de ejemplo, sin ánimo de hacer un catálogo, el Cantar de los Cantares, Santa Teresa de Ávila, San Juan de La Cruz, el Tantra en la India, tanto en el hinduismo, como en el budismo, el propio Yalal ud-Din Rumi, a cuya obra nos estamos aproximando. Ya en tiempos más recientes, tenemos al hindú Rabindranath Tagore, poeta, filósofo, educador, Premio Nobel en 1913, en cuya poesía, de hondas raíces místicas, encontramos poemas de amor que ilustran procesos místicos.

**********************

 

Acerca de EL PEREGRINO CONSTANTE

Concibo mi vida como un infatigable peregrinar en busca del conocimiento de cuanto me rodea, de la belleza, del amor y la amistad. He vivido lo suficiente como para poder calificar de largo el camino recorrido, pero no para dejar de andar.
Esta entrada fue publicada en Mística, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s